Una magnífica primera parte de los de David Muñoz encarriló el partido para los villalbinos. Los dos tantos de Jota dejan a los serranos líderes al término de la primera vuelta.

El Atlético Villalba conquistó tres puntos de oro en un encuentro que se antojaba muy complicado para los locales. Recibían la visita de Unión Adarve “B”, un rival siempre complicado que venía en una dinámica positiva acercándose a los puestos de cabeza. La mañana fría y ventosa dio pie a un inicio de partido en el que los visitantes dejaron su tarjeta de visita con una primera ocasión clara. Una combinación de pases en la medular dejó desarbolada la presión atlética y un pase de la muerte no fue conectado con acierto por el ariete visitante, en lo que pudo ser el primer gol.

Este susto sirvió de despertador y el Atlético Villalba comenzó a ser el dominador de todas las facetas del juego. Primero con la posesión de balón y el ataque posicional, y después con una intensa presión que hacía que los serranos robarán en campo rival y llegaran rápidas acometidas. En una de ellas, una anticipación de Isma hizo que este cediera el balón a Jota para que, dentro del área, finalizará con un sensacional tiro cruzado. El 1-0 afianzó en juego aún más a los locales que empezaron a llegar con más frecuencia al área visitante. Isma con un disparo desde fuera del área, y Seidel con una jugada que el meta visitante desvió “in extremis” pudieron aumentar la diferencia pero no fue hasta el minuto 40 cuando el marcador se movió de nuevo.

Un saque de falta de Kiko fue detenido por un defensa del Adarve con la mano dentro del área y el colegiado no dudo en señalar penalti. Jota se encargó de ejecutarlo y puso el 2-0 en el marcador antes del descanso.

La segunda parte empezó muy movida y con complicaciones para el cuadro local. Cuando apenas corría el minuto 50, Sergio vio la segunda amonestación y dejó a los suyos con un hombre menos para lo que restaba de partido. Un contratiempo para los de David Muñoz que de tener un partido controlado, se encontraban en un escenario imprevisto.

Los visitantes se lanzaron al ataque, intentando hacer daño con balones al área pero la solidez defensiva, con un colosal Linares al frente, hacía estrellarse contra un muro a los vecinos del madrileño Barrio del Pilar. A pesar de ello, el Adarve “B” empujó hasta el final en busca de un gol que solo el poste impidió.

Muy meritoria la segunda parte de mucho trabajo; y un gran esfuerzo y sacrificio de la plantilla del Atlético Villalba que tuvo que sudar mucho para sumar el triunfo.

Acaba la primera vuelta, los villalbinos se sitúan líderes empatados a 36 puntos con el EF Barrio del Pilar, con un registro de 11 victorias, 3 empates y 3 derrotas.

La semana que viene el Atlético Villalba vuelve a jugar en casa recibiendo la visita del Colegio El Prado – 11:45 Ciudad Deportiva de Collado Villalba , en lo que será el primer partido de la segunda vuelta.