El equipo villalbino tuvo varias ocasiones claras para poder llevarse los tres puntos. El encuentro tuvo un gran ritmo de principio a fin con opciones por ambos bandos.

A pesar de que un 0-0 puede parecer un resultado de un partido anodino, el disputado entre La Moraleja y el Atlético Villalba no lo fue así. Los 90 minutos reflejaron el buen hacer de dos equipos que llevan todo el año en la lucha por los puestos altos de la clasificación, pese a las vicisitudes y la igualdad de la liga que hacen que todo esté más que apretado.

El encuentro arrancó con un Atlético Villalba valiente que se fue a por el gol desde el arranque. La intensidad hizo que los locales se vieran sobrepasados al principio y fueron los villalbinos los que tuvieron las más claras ocasiones al principio. Sergio, con un remate al poste, y Jota con un remate acrobático, fueron los protagonistas que pudieron hacer que se abriera el marcador. Con el paso de los minutos, los del Alcobendas se fueron asentando y antes del descanso gozaron de un acercamiento a la portería de Javi y cuyo remate se fue fuera.

El descanso sirvió a los dos equipos para coger fuerzas ante lo que se vendría encima. Los locales salieron mejor que al inicio y aunque sin dominio claro, se acercaron más al campo rival, aunque sin grandes ocasiones.

El movimiento de los banquillos hizo, a mitad de la segunda parte, que los villalbinos volvieran a apretar mucho y generar peligro. La entrada de Borja y Fran dinamitó el ataque de los serranos y con seguridad en defensa y rigor en ataque, parecía que gol estaba cerca. Cuando corría el minuto 76, La Moraleja se quedó con un hombre menos por una entrada fea a destiempo por detrás que fue sancionada con tarjeta roja.

A partir de ahí los villalbinos dieron entrada a Braiden para poner toda la carne en el asador e irse descaradamente a por el partido.

En los instantes finales, las dos ocasiones más claras. Primero una gran jugada por banda de Borja acabó con un pase de la muerte que rozó Fran y que Álvaro por milímetros no llegó a remachar al fondo de las redes. Después, los locales en una contra tuvieron una clara oportunidad que Maypu sacó “in extremis” bajo palos.

El descuento fue un asedio visitante que lo intentó de todas las formas y maneras.

Al final, un empate que hace que la clasificación se apriete más y que vuelve a demostrar que si los villalbinos muestran solidez defensiva, es un equipo muy complicado de batir.

La semana que viene otro nuevo partidazo, el Cerceda CF visita -11:45 horas- la Ciudad Deportiva Municiapl de Collado Villalba en lo que será el encuentro de la jornada.