Los villalbinos abrieron la lata cuando apenas había pasado un minuto de partido. Los de David Muñoz llevaron el peso del partido. En la segunda parte los atléticos gozaron de más claridad en ataque y gozaron de numerosas ocasiones.

El Atlético Villalba se presentaba en el Alberto Ruiz de Colmenar Viejo con la sombra de la dura derrota de la pasada semana en su feudo.

Después de ese traspié, los villlabinos tenían que dar la vuelta a esa situación y volverse a convertir en un equipo sólido, con el objetivo de sumar tres puntos.

La concentración e intensidad de los visitantes, se puso de manifiesto cuando, sin llegar al minuto de juego una jugada rápida por banda acabó en un centro para que Isma cruzara el balón con un disparo cruzado desde dentro del área que ponía el 0-1. El gol fue un bálsamo para la moral de los serranos que afrontaban el resto del encuentro con más tranquilidad. A pesar del tanto, los colmenareños intentaron imponer su ley y propusieron un partido loco con idas y vueltas por ambos bandos.

El Atlético Villalba tenía peligro con cada llegada y tuvo alguna ocasión para aumentar el marcador, pero la precipitación en los metros finales hizo que el marcador se fuera con el 0-1 al descanso.

La segunda mitad arrancó con un Atlético Villalba más asentado y llevando mejor el control del partido. Con un Maypu, que reaparecía tras tres meses lesionado, comandando el centro del campo y el peligro por fuera con Seidel y Braiden.

Los villalbinos intentaban, sin dejar de resguardarse, aumentar la distancia en el marcador.

Corría el minuto 57, cuando en una buena acción de contragolpe y tras un rechace en el área, el balón cayó en los pies de Guerra que con un tiro cruzado batió al meta local y puso el 0-2.

Todo parecía sentenciado, pero en el minuto 70, una acción aislada a balón parado acabó con el balón en la portería de Javi poniendo el 1-2 y la emoción para el último tercio del encuentro.

Pero el Atlético Villalba sacó su solidez de nuevo y afrontó estos minutos con mucho oficio y supo sobreponerse dominando mejor la posesión y creando peligro al contraataque. Cuando se vislumbraban los últimos minutos, una jugada rápida terminó con Braiden centrando para Seidel anotará el 1-3 y dejará el encuentro sentenciado.

Tres puntos muy importantes para que los de David Muñoz sigan con su impecable temporada y en la lucha por la cabeza de la clasificación. El próximo domingo, los atléticos reciben en su feudo al Rayo Ciudad de Alcobendas – Ciudad Deportiva, 11:45h-.