El equipo serrano se impuso al filial azulón por 0-2 con goles de Seidel y Braiden. Los de David Muñoz marcaron los tempos del partido y mostraron su versión más sólida. El viento y el estado del terreno de juego impidieron hacer un buen uso de la posesión.

Se antojaba importante la visita a Las Rozas, para un Atlético Villalba que quería imponer su  ley para seguir en su lucha por la cabeza. El “B” roceño, visita siempre incómoda, no iba a poner las cosas fáciles y los villalbinos los sabían.

Los primeros minutos estuvieron marcados por un alto ritmo, con el dominio del balón de los visitantes pero con unos locales muy atentos y dispuestos en la lucha. Dos llegadas al área pusieron en aviso a Las Rozas, pero a la tercera fue la vencida, y de qué forma. Una jugada perfecta que empezó en banda derecha, acabó con una comunión de lujo entre Seidel e Isma, que iba a terminar en los pies del primero para después de un recorte poner el balón en la misma escuadra con un tiro cruzado desde dentro del área cuándo solo corría el minuto 9.

El tanto hizo asentar a unos y bajar el ímpetu de los otros, de forma que los minutos comenzaron a correr con el dominio visitante y la sensación de que en cualquier momento podría llegar el segundo. Ocasiones hubo para que el luminoso cambiara de cifra, Jota con un remate de cabeza y Álvaro con un cabezazo al larguero fueron sólo dos ejemplos de las oportunidades que hubo.

La segunda parte arrancó con un quiero y no puedo de los azulones, que con un marcado juego directo intentaban crear peligro a la defensa villalbina, que con el paso de los minutos se mostraba más sólida si cabe. El partido comenzó a “terminar” cuando los roceños se quedaron con un hombre menos por doble amonestación y el dominio en todas las facetas del juego fue notoriamente de los atléticos. Las ocasiones siguieron presentándose, pero un, muy acertado, meta local, tiró al traste alguna muy clara como un tiro de Seidel a bocajarro.

Lo corto del marcador no dejaba relajarse al cuadro de David Muñoz, que con los cambios volvió a meter otra marcha más. Fruto de ello, Braiden, cuando se rozaba el minuto 86, se adentró dentro del área y fue derribado siendo objeto de penalti. Él mismo se encargó de transformarlo y poner el definitivo 0-2.

Tres puntos más para un Atlético Villalba que aventaja en cuatro puntos al segundo y tercer clasificado, la E.F. Barrio del Pilar y La Moraleja C.F. El próximo el domingo a las 11:45 la Ciudad Deportiva de Collado Villalba, en lo que será el gran partido de la jornada en el grupo 1 de Primera Regional, el Club Atlético Villalba recibe al segundo clasificado Barrio del Pilar.